Cata de cervezas en Madrid: Cebada, burbujas y deidades egipcias

En el Antiguo Egipto, los primeros seres humanos en dejar evidencia de la elaboración de cerveza se referían a esta bebida como algo que transforma a la gente en “alegre, extrovertida y feliz”. Más de seis mil años han pasado y, aunque las técnicas de producción han evolucionado hacia la fascinante industria que conocemos hoy en día; la transformación de quien la consume, aquí en Madrid o donde sea, sigue siendo exactamente la misma.

Cervezas-Madrid_1

Son muchos los países del mundo en los que se ha extendido la cultura cervecera, despertando fascinación en los bebedores ocasionales de reconocidas marcas internacionales; y en los obsesivos eruditos de los cereales y las levaduras, entusiastas de la producción artesanal y los maridajes perfectos.

España no podía ser la excepción. Los herederos del capricho de Osiris consiguen en Madrid una oferta infinita de cervezas nacionales e importadas, breweries desenfadadas y seductoras; y el eterno grifo del bar de la esquina, donde el lúpulo se une a la fiesta brava de las patatas, las tortillas y los calamares, en apasionada fusión gastronómica.

No importa si es lager, ale, stout o porter; en un bar español la cerveza se pide por tamaños. Caña, botellín, tercio, jarra y tanque son algunas de las palabras que se utilizan en Madrid para referirse a esta burbujeante malteada de cereales y su codiciada corona de espuma.

Cervezas-Madrid_2

Pero sobre los tipos de cerveza siempre es bueno saber (y saborear) más; por eso recientemente me apunté en una cata gratuita organizada por la cadena de supermercados Día en Madrid. La iniciativa forma parte de “Demos la vuelta al día”, una comunidad gastronómica en línea donde se comparten recetas y se organizan cursos de cocina.

Cuando llegó el día no estaba muy segura de asistir. Se me había hecho tarde, llovía y el cuerpo me reclamaba descanso después de una intensa jornada de tapas con un grupo de amigos por el corazón de Madrid. Afortunadamente la curiosidad pudo más que el cansancio, y con diez minutos de retraso, llegué corriendo bajo una incipiente llovizna a la calle de Santa Engracia.

Cata de cervezas en Supermercados Día - Madrid_ (2)

Entre frutas, verduras y congelados se dispusieron mesas donde bandejas de jamón serrano, salchichón, chorizo, lomo y chocolate (sí, chocolate) aguardaban por los asistentes. Frente a la cata estaba Ana Lorente, una de las primeras gastrónomas de España y mujer encantadora, a quien Kaiser Wilhelm (el último rey de Prusia) habría tenido como musa para conquistar el mundo.

Tanto las cervezas como los aperitivos pertenecían a la marca blanca del supermercado. Debo confesar que la experiencia me sirvió para comenzar a derribar mis barreras psicológicas en torno a los productos que pertenecen a estas cadenas, pues los embutidos son bastante buenos y las cervezas Lager (rubia), Especial (5,5% de graduación alcohólica), Extra (8%) y Black (negra), resultaron un privilegio para las papilas gustativas.

Cata de cervezas en Supermercados Día - Madrid_ (1)

Cata de cervezas en Supermercados Día - Madrid_ (2)

Sin embargo, el ingrediente más especial de la velada fue la personalidad de Ana y su manera, amable y cercana, de contar historias sobre los orígenes de la cerveza en el sur de la antigua Mesopotamia, el lúpulo con el que una Madre Superiora pretendía que las monjas de su convento tomaran menos cerveza y terminaron tomando aún más; y el perfectamente ordenado ascenso de las burbujas dentro del recipiente en el que se sirve la bebida protagonista de la cata, debido a la acción de las levaduras naturales.

Durante la degustación hablamos de sabores, colores, tostados, malteados (¡hasta de la celulitis del cerdo ibérico!) y aprendí un par de cositas sobre la gastronomía española. Entre los asistentes había parejas maduras; jóvenes ansiosos por descubrir las características de la marca; y señoras de edad un poco más avanzada, que participaban muchísimo y se divertían con chistes sobre lo que se estaban perdiendo sus maridos.

Desde los pasillos la gente observaba con curiosidad como, al chasquido de las latas y botellas que se abrían; se explicaban conceptos y se contaban historias. El buen gusto de los organizadores y de la experta quedó claro al no intentar vendernos nada; aunque realmente no hizo falta, pues disfrutamos tanto los productos que muchos de nosotros compramos algunos para repetir la experiencia en casa.

Cata de cervezas en Supermercados Día - Madrid_ (1)

Entre las cosas que se comentaron se enfatizó que la cerveza es “pan líquido”, una afirmación que no solo está soportada por la ciencia, sino que aparece en unas antiguas tablas de arcilla escritas en sumerio donde hace años se encontró una receta casera de la cerveza, a base de migas de pan y agua.

Personalmente me gusta la idea de imaginar a estos precursores de la cervecita de toda la vida, celebrando alegres, extrovertidos y felices a Ninkasi, “la señora que llena la boca”. Se dice que esta Diosa de la elaboración de cerveza nació de “aguas frescas burbujeantes” y tenía como propósito saciar el corazón. Me parece que, al menos en Madrid, su misión está cumplida. Lo decía Benjamín Franklin: “La cerveza es la prueba de que Dios quiere que seamos felices”.

Cata de cervezas en Supermercados Día - Madrid_ (3)

—————

¿Te ha gustado mi post? ¡Me encantaría saberlo! Los comentarios son bienvenidos. Estas son mis coordenadas en redes sociales:

Twitter: @MarijoEscribe

Instagram: @MarijoEscribe

Dale “Me Gusta” a mi Fan Page de Facebook

Lee mis otros post en MarijoEscribe.es

¡Me Gusta!

Dale “Me Gusta” a mi Página de Facebook y sigue al tanto de mis publicaciones ¡Gracias!