Luis Vicente León, crisis, sangre y lycras rojas en el Día del Amor

Ok… Cuando lo dices todo junto en una sola frase no se oye muy romántico. Suena un poco creepy en realidad. Pero mi agenda del Día de San Valentín resultó ser una cadena de “gratas sorpresas” que comenzó con la profecía de un país en ruinas y terminó con un asesino inmaduro, altanero, hipersexual y desfigurado.

Dia de los Enamorados

Si se preguntan cómo puede ser “grato” algo así, debo advertirles que (en esta oportunidad) no se trata del “qué” sino del “cómo”. Si tuviera que explicarlo con un ejemplo diría que es como una inyección de Vitamina B12; que siempre será peor que una incrustación de adamantium en el esqueleto pero, dependiendo de la enfermera que te toque, puedes botar tres lagrimitas y seguir con tu vida o arrastrar un trauma emocional por el resto de tu vida.

Resulta que no es lo mismo asomar la mirada sobre la “aldea en llamas” que es la Venezuela de hoy usando como largavista la información que ofrecen algunas cuentas anónimas de Twitter (que parecen administradas por el mismísimo Ed Wood); que escuchar a un señor como Luis Vicente León, que sabe muchísimo de economía y opinión pública; exhibe una amplia trayectoria profesional que lo respalda y, además, tiene bajo la manga un par de anécdotas personales y familiares para dejarnos saber que, por mucho que nos recuerde a C-3PO, también es humano.

Luis Vicente León en Lecheria

Gracias a la cordial invitación del amigo Pedro Torrealba, de La Torre de Piedra Producciones, asistimos a la conferencia que el Presidente de Datanálisis ofreció en Lechería este 14 de febrero. En medio de una exposición clara y bien argumentada, Luis Vicente habló sobre qué podemos esperar después de las elecciones parlamentarias del 06 de diciembre de 2015, en una Venezuela dividida y mal administrada.

La verdad es que aquello fue como un cuento de Horacio Quiroga o Edgar Allan Poe. Básicamente es el relato de una cosa ¡horrorosa! pero tan bien contada, con una narrativa tan coherente y emotiva; que captura tu atención hasta el último minuto. El contenido de la conferencia fue muy útil, la información fue oportuna y las reflexiones significativas y aleccionadoras.

Aquí vale la pena hacer un inciso: Creo que todos los asistentes nos quedamos con las ganas de conocer a la señora “de León” (¿se imaginan que sea fanática del Magallanes?). Según las referencias del expositor es una mujer no solo súper preparada académicamente, sino de esas que uno llama “bien clara en la vida”. ¡Bien por Luis Vicente!

Al cierre del evento, y luego de entender por qué todavía no hemos visto lo peor de la crisis política, económica, institucional, social y moral de Venezuela; mi esposo y yo decidimos celebrar el amor mientras pudiéramos; como quien empieza una dieta el lunes, pero aprovecha el domingo anterior para recordar las palabras de Marilyn Monroe y repetirse a sí mismo: “Si te hizo feliz, no cuenta como error”.

Después de saludar a algunos miembros de la farándula regional; decidimos almorzar allí mismo en el Punta Palma (el hotel donde se había celebrado el evento) y tuvimos la suerte de conseguir una mesa con una vista espléndida.

Vista playa hotel Punta Palma

El Mar Caribe, en su azul profundo de belleza infinita, se dejaba besar por pelícanos mientras la brisa lo acariciaba convirtiendo susurros en espuma. La contemplación de aquel paisaje, copa de vino en mano, me hizo recobrar el optimismo. “Luis Vicente dice que las crisis siempre vuelven”, le dije a mi compañero favorito de aventuras. “Y que eso solo es posible porque en algún momento se acaban”, me respondió.

Por cierto que el hotel no me está pagando por decir esto, pero las cosas buenas merecen reconocimiento: La comida estaba espectacular. La ensalada con jamón serrano, nueces, queso madurado, tomates secos y reducción de parchita fue perfecta; pero el centro de lomito al brandy con chocolate superó cualquier expectativa.

Lo verdaderamente destacable es que, en medio de un deterioro generalizado, progresivo y despiadado, de todo lo que represente un mínimo de sibaritismo en este país; exista un hotel en Anzoátegui (un estado que parece el escenario post apocalíptico de la película Mad Max) donde todavía puedan ofrecer un menú así. Además, la atención fue muy cordial.

Ensalada San Valentin

Lomito en salsa de chocolate

Volcan de chocolate

De allí nos fuimos al cine, porque fanático de los cómics que se respete sabe que ver juntos el pre estreno de Deadpool es la más genuina prueba de amor. No revelaré nada sobre la película, pero es importante recordar que solo es apta para mayores de 18 años.

No obstante, dadas las reacciones de los espectadores, creo que este polémico antihéroe sembró en muchos “adultos” la curiosidad de buscar algunas cosas en la pestaña de incógnito de su navegador de Internet, por aquello de que “todos los días se aprende algo nuevo”.

deadpool

La cinta es de las más divertidas que he visto y la mejor manera que he encontrado, hasta ahora, de reconciliarme con los atuendos rojos. Entre tanta sangre, espadas, peleas, ropa ajustada y chimichangas; dos moralejas tocaron a mi puerta como una epifanía.

La primera es que no importa el tamaño del reto por venir. Puedes enfrentarte a lo que sea si sabes interpretar las señales del entorno, eres tenaz, constante, creativo y tienes la actitud adecuada. La segunda, que nada es imposible si recorres el camino presente y futuro con la persona correcta y sound track apropiado.

Maria Jose Flores

¿Te ha gustado mi post? ¡Me encantaría saberlo! Los comentarios son bienvenidos. Estas son mis coordenadas en redes sociales:

Twitter: @MarijoEscribe

Instagram: @MarijoEscribe

Dale “Me Gusta” a mi Fan Page de Facebook

Lee mis otros post en MarijoEscribe.es

¡Me Gusta!

Dale “Me Gusta” a mi Página de Facebook y sigue al tanto de mis publicaciones ¡Gracias!