Alcalá de Henares: Una Palas Atenea vestida de ciudad

Alcalá de Henares: La diosa de la sabiduría vestida de ciudad



Cada uno de sus rincones inspira admiración y emociones. Las paredes de sus espacios universitarios, conventos y antiguos edificios militares evocan a Palas Atenea, la diosa griega de la sabiduría, las artes, la civilización y la justicia; vestida de ciudad. En Alcalá de Henares la historia está viva y es emocionante descubrirla inadvertida en las esquinas y ventanas.

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (1)

Caminar por sus calles es recorrer las páginas de un libro escrito por eruditos. La brisa del invierno canta, sobre la copa de sus muchísimos árboles, una canción de serenidad y belleza. Los transeúntes exhiben rostros amables y las risas se escapan de los bares en una danza de copas que chocan entre sí, mientras aquellos que las sostienen se desean buena salud.

Además de «alcalaínos», también es posible referirse a quienes nacen en Alcalá de Henares como «complutenses»; ya que la antigua ciudad romana sobre la que hoy se levanta fue conocida como Complutum. El actual nombre de esta localidad, ubicada a 31 kilómetros de Madrid, proviene del término árabe al-qal’a que significa «el castillo», a orillas del río Henares.

Aquel día nos escoltó Víctor, un complutense de lujo, que amablemente nos acompañó a conocer la cuidad que lo vio crecer, y a la que tanto ama; para ayudarnos a encontrar algunos sabores, contar algunas historias y revelar algunos secretos.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (14)

El hijo más ilustre de Alcalá de Henares es, sin duda, Miguel de Cervantes; pero personajes como Catalina de Aragón y Fernando I de Habsburgo nacieron en la misma cuna del «Príncipe de los Ingenios». La ciudad, famosa por sus actividades culturales y festejos populares; fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en 1998.

Aunque su historia se remonta a tiempos casi imposibles de precisar, Alcalá de Henares se siente joven y vibrante. Su pintoresca Calle Mayor es una invitación al placer de una buena cerveza, un buen vino y, por supuesto, una buena tapa.

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (6)

Es que las tapas de Alcalá son, como dicen por mi tierra, «un tema aparte». Es muy difícil que sobre la mesa de quienes saborean una espumosa malteada de cereales; aparezcan aburridos tazones con aceitunas o esos cansinos chips que fastidian de solo verlos. Aquí no. Aquí los aperitivos se piden a la carta y la variedad es abrumadora.

De buen diente como somos, fuimos a parar a uno de sus bares más emblemáticos: «Indalo», donde todas las bebidas vienen con una tapa gratis entre más de 25 opciones, que incluyen escalope con queso, atún con pimiento, tortillas, lomo con tomate y ali-oli, calamares, hamburguesas, tostas con gulas, tacos veganos, ensalada de cangrejo, pinchos morunos, chipirones a la andaluza, kebab, salmorejo, croquetas y huevos rotos, entre otras (una más buena que la otra).

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (2)

Pero no se preocupen si el local está a tope. Esta manera de ofrecer los aperitivos que tradicionalmente acompañan las bebidas en muchos sitios de España no es exclusiva de este establecimiento; sino más bien una afortunada costumbre en casi todos los bares de Alcalá. Así que, si plan de la noche incluye tres o cuatro cervezas, lo mejor es salir de casa con el estómago vacío.

Además de comer y beber, también hicimos un poco de turismo histórico. Entre varios lugares que merecen una segunda visita conocimos la Santa e Insigne Catedral-Magistral de los Santos Justo y Pastor, y las ruinas de la iglesia de Santa María (donde fue bautizado Cervantes), que resultó parcialmente destruida en un incendio durante la Guerra Civil Española. También fuimos a la Universidad de Alcalá, pero su fachada se encontraba en trabajos de rehabilitación; por lo que nos conformamos con ver la ingeniosa valla que protegía las obras.

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (3)

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (10)

Donde nació Miguel

Miguel de Cervantes está presente en muchos rincones de su tierra natal. Es común ver su imagen y la de su obra más emblemática en plazas, calles y avenidas. Si observas con todos los sentidos despiertos es posible sorprender al ingenioso hidalgo y su burlesca polifonía, desafiando el paso del tiempo. En Alcalá de Henares, como en aquel lugar de La Mancha, es posible encontrar un ideal en lo real y hasta recitar romances bajo las estrellas.

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (7)

En la concurrida Calle Mayor se encuentra el Museo Casa Natal de Cervantes, donde se recrea la vida cotidiana de una familia acomodada de los siglos XVI y XVII, con muebles antiguos de altísimo valor. El recorrido comienza en el patio interior donde se aprecia el pozo de piedra que abastecía de agua la casa. Luego es posible conocer el recibidor, la botica (dedicada al padre de Cervantes y a su profesión de médico), la cocina, el comedor y el estrado de las damas.

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (8)

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (15)

La primera planta de la Casa Museo recrea la alcoba del caballero, la de mujeres y niños, una sala de exposiciones temporales y otra de ediciones cervantinas. Uno de los espacios más interesantes es «El retablo de Maese Pedro», donde se recrea este pasaje del Quijote, en una clara referencia a la fascinación del escritor por el teatro de títeres.

2016 fue el Año Cervantino, en conmemoración el IV Centenario de la muerte del novelista, poeta y dramaturgo español. Conocer la casa donde transcurrieron sus primeros años de vida fue una experiencia inolvidable. Aunque la colección de objetos expuestos no sean necesariamente los mismos que lo rodearon en su infancia; resulta fascinante imaginarlo en brazos de Doña Leonor o bajo la mirada protectora de Don Rodrigo, entre aquellos muebles y enseres de la época.

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (16)

Don Quijote de La Mancha fue la primera historia que me conectó con el uso preciso de la ironía y el humor inteligente. Si tal metamorfosis fuera posible, diría que es la primera novela hípster de la historia y que, por su frescura, genialidad, aporte social, legado cultural y la sintaxis más dulce que se haya leído jamás; se convirtió en el «mainstream» más representativo de la literatura universal.

Cervantes parecía tener la picardía del soñador. Alcalá de Henares, la bendición de las musas. La distancia separaba al genio de su terruño cuando sus manos comenzaron a dejar sobre el papel la huella de los pasos de Alonso y Sancho, pero me gusta pensar que, en algún recuerdo extraviado (quizás en el patio) de la que fue primera casa; está el génesis de algunas líneas de su obra o, por qué no, de algunos espacios en blanco.


Mira el video con una recopilación de fotos y videos que grabamos en Alcalá de Henares y por favor recuerda suscribirte a mi canal de YouTube

Aladas y preciosas

Se dice que a los niños los traen las cigüeñas. De ser cierto, el orbe está lleno de complutenses, pues seguramente los buscan en esta ciudad para después llevarlos, protegidos dentro de una hermosa manta, a todas partes del mundo. Puede que Madrid tenga un oso en el corazón del sol, pero Alcalá de Henares tiene aves impresionantes que se dejan ver en el cielo, bajo el brillo de la luna.

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (4)

En las torres y edificios históricos de esta ciudad es común observar enormes nidos que ya forman parte, no solo de la visual urbana, sino de la vida cotidiana de todos sus habitantes. Entre finales de octubre y principios de agosto se pueden ver cigüeñas blancas por casi todas partes e incluso escuchar su característico crotoreo.

La especie está protegida en España. Sus larguísimas patas parecen zancos, mientras su pico largo y agudo recuerda la espada que Jon Snow le regaló a Arya Stark, aunque en los ejemplares adultos es de color rojo. Contemplarlas estoicas sobre una superficie en las alturas es toda una curiosidad; pero el verdadero espectáculo es verlas surcar el cielo, con sus imponentes dos metros de envergadura y su largo cuello extendido.

20161229_175430(0)

20161229_174642

No es extraño conseguir souvenirs de cigüeñas en las calles más transitadas de Alcalá. Desde peluches hasta imanes para las puertas del refrigerador, siempre es posible llevar a casa un recuerdo de estas plumíferas bellezas, que simbolizan el amor y la familia pues se emparejan de por vida y se dedican con empeño a la cría de sus cigoñinos.

Nuestro paseo por Alcalá de Henares terminó en un lugar sencillamente mágico. Víctor se había reservado una visita especial para el final. Fuimos por unas copas a Café Renacimiento, un local construido en una antigua capilla con una gran cúpula de 400 años de antigüedad, donde funcionaba el colegio menor de Santa Catalina Mártir.

Me despedí de la ciudad sobre los rieles del tren que nos devolvió a Madrid, pensando en aquellas palabras atribuidas a Pepe Hierro: «Les invitaría a salir al puro aire primaveral para recorrer, juntos, estos espacios y estos tiempos sucesivos -arquitectura e historia- simbolizadas en unas piedras que son Patrimonio de la Humanidad». Gracias Víctor, por ser amable anfitrión… ¡y por las «rosquillas de Alcalá»!

alcala-de-henares-madrid-marijoescribe_ (12)

——————–

¿Te ha gustado mi post? ¡Me encantaría saberlo! Los comentarios son bienvenidos. Estas son mis coordenadas en redes sociales:

Twitter: @MarijoEscribe

Instagram: @MarijoEscribe

Dale «Me Gusta» a mi Fan Page de Facebook

Lee mis otros post en MarijoEscribe.es